En este artículo vamos a ver cómo hacer para salir del buró de crédito, en caso de que te encuentres en el mismo. Si no sabes si te encuentras, o quieres checar tu buró de crédito debes ingresar a la siguiente dirección:

-> CLIC AQUÍ PARA CHECAR BURO DE CREDITO <-

El Buró de Crédito es una empresa privada que recolecta información crediticia sobre las personas de México. Principalmente indica qué tan confiables son, según su historial, es decir si fueron pagadas -y en término- deudas anteriores.


Estar en el Buró de Crédito no es algo malo per se, de hecho puede ser algo positivo. Estar con un buen puntaje es mejor que no aparecer en absoluto: da mayores posibilidades de que se nos otorguen créditos. Salir por completo no sería lo ideal, ya que en ese caso las entidades que otorgan créditos no tendrían forma de saber tu historial a la hora de devolverlos en el pasado, y probablemente tampoco te lo entreguen.

Lo que buscamos es eliminar el historial negativo. Para hacerlo hay una sola respuesta obvia: pagar nuestras deudas para regularizarlas, y de esa forma demostrar que tenemos un historial de buenos pagadores.


¿Cuánto tardan en eliminarse las deudas en el buró de crédito?

Una vez pagadas, las deudas tienen la siguiente duración para desaparecer del buró:

Tus créditos con adeudos menores a:

  • 25 UDIS, más o menos $ 113, se eliminan después de un año.
  • 500 UDIS, más o menos $ 2,260, se eliminan después de dos años.
  • 1000 UDIS, más o menos $ 4, 520, se eliminan después de 4 años.

Empresas que “limpian el historial” del buró de crédito

Existen muchas empresas y páginas webs que prometen un historial perfecto a cambio de que se les pague por ese servicio. Esto es una estafa, ya que no hay forma de mejorar tu posición en el buró que no sea mejorando tu comportamiento a lo largo del tiempo. En caso de tener un mal puntaje, lamentablemente los bancos y demás entidades no nos otorgarán préstamos; y si lo hacen lo harán con una tasa de interés mucho mayor a la básica -para cubrirse ante nuestra falta de credibilidad. Lo mejor es intentar no endeudarse por encima de nuestras posibilidades, y pagar nuestras deudas mes a mes, esperando que la situación se regularice por si misma.